Warriors logra tomar una ventaja en la final

Agencias

 

Warriors de Golden State derrotó 119-106 a Rockets en Houston y se adelantó 1-0 en la final de la Conferencia Oeste de la National Basketball Association (NBA).

Los vigentes campeones, gracias a una magistral actuación de Kevin Durant y a un espectacular tercer cuarto, lograron la primera victoria lejos de su feudo, poniendo ahora toda la presión sobre los texanos.

“He intentado ser agresivo, anotar, aprovechar los cambios de emparejamiento e intentar crear algo. Soy mejor cuando hago eso”, dijo Durant tras la contienda.

Rockets, el mejor equipo de la liga en temporada regular, perdió de esta forma la ventaja de campo en la primera final de Conferencia en la carrera de Chris Paul.

Eso que arrancaron de la manera soñada, con un parcial de 9-2, con los nueve tantos de su máxima figura, James Harden.

Los de Steve Kerr, por su parte, formaron con su quinteto de la muerte, con Stephen Curry, Klay Thompson, Andre Iguodala, Kevin Durant y Draymond Green, pero se vieron sorprendidos por el acierto anotador de los locales en el inicio del juego.

Sin embargo, poco a poco se fueron acercando. Curry iba creciendo y Durant resultaba imparable para marcharse sólo uno abajo al final del primer cuarto (30-29).

Durant y Harden, con 13 y 12 puntos respectivamente, dejaban claro que las aspiraciones de ambas escuadras iban a depender en gran medida de sus actuaciones.

Así, Golden State tomó ventaja por primera vez a mediados del segundo periodo (35-33), en el que la igualdad fue absoluta, con marcador de 56-56 al descanso.

Durant, Thompson y Curry se combinaban para 38 puntos, mientras la pareja estrella local, con Harden y Paul, se marchaba con 35.

Pero en el tercer cuarto todo cambió. Trevor Ariza cometió su quinta falta y Durant elevó aún más su juego, con 13 unidades en esos 12 minutos. Nadie fue capaz de pararlo. Mike D’Antoni le lanzó a varios defensores pero el ex de Oklahoma se impuso a todos ellos, en una demostración de que perder la concentración durante unos segundos ante estos Warriors es definitivo.

Golden State firmaba entonces un acierto superior a 60 por ciento en el lanzamiento, una cifra irremontable, sobre todo si enfrente sus rivales anotan sólo dos puntos en casi cinco minutos.

Aun así, Rockets logró sellar un parcial de 8-0 para acabar el periodo únicamente siete abajo (31-24).

Con Durant y Curry en el banco, Klay fue el encargado de dirigir la ofensiva de los suyos, demostrando que está capacitado para liderar a Warriors cuando éste lo necesita.

Con varios triples, logró incluso ampliar la renta de los visitantes hasta las 13 unidades, la máxima hasta ese momento.

 

La entrada Warriors logra tomar una ventaja en la final aparece primero en Despertar de Oaxaca.