Van 445 homicidios en cinco meses de gobierno de Murat

Francisco Vásquez

En cinco meses, ya van 445 homicidios en Oaxaca, según dio a conocer en su informe mensual el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (Sesnsp), mientras el gobierno del estado hace caso omiso, cuando no pinta un panorama de tranquilidad en las regiones del estado.

Del mes de enero al mes de abril de 2018, en el estado ocurrieron 407 homicidios dolosos, mientras en lo que va del mes de mayo se han registrado más de 38 ejecuciones, incluyendo el asesinato de cuatro policías en funciones.

La cifra es alarmante, ya que 2017 se cerró con un total de 919 homicidios dolosos, lo que convirtió ese año en el más violento de los últimos ocho, como también consta en datos del Sesnsp, números que van perfilando 2018 como el más sangriento de la actual administración estatal, que no ha podido hacer frente a la ola de violencia que sufren los oaxaqueños.

Otro dato terrible es que el Observatorio Nacional Ciudadano colocó al estado de Oaxaca en el lugar 11 del país con mayor registro de delitos dolosos, según su informe de febrero 2018 sobre delitos de alto impacto publicado el pasado 23 de abril; las regiones más violentas son la Cuenca del Papaloápam, el Istmo de Tehuantepec, la Costa, Valles Centrales y la Sierra Sur.

Rubén Vasconcelos Méndez, fiscal general de Oaxaca, declaró en medios de comunicación que a la fecha se han iniciado 342 legajos de investigación, de los cuales al menos en 65 casos se trata de ejecuciones múltiples y en el 79 por ciento de los homicidios han sido utilizadas armas de fuego, durante los primeros cuatro meses de este año.

Vasconcelos Méndez abundó que hasta el pasado 18 de mayo se habían integrado otros 18 legajos de investigación por homicidio doloso, reconociendo que existe un incremento del 7.8 por ciento respecto a cifras del año pasado, ya que durante el mismo periodo en 2017 se habían iniciado 334 legajos de investigación.

El fiscal intentó minimizar el incremento delictivo en el estado, ya que aseguró que la realidad no concuerda con la percepción ciudadana sobre la inseguridad, y que el incremento en este tipo de actos delictivos es mínimo, lo que no mencionó es que hay muchos asesinatos en donde no se ha presentado la denuncia correspondiente, por lo cual no se han iniciado legajos de investigación.

Reconoció que los homicidios intencionales se han intensificado en las regiones de la Costa y Cuenca, siendo motivo principal los enfrentamientos entre células delictivas por controlar el narcomenudeo en estas zonas.

La Fiscalía General del Estado es la encargada de la procuración de justicia para las víctimas de estos delitos, siendo la responsable en primera instancia de combatir y prevenir los actos delictivos la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca (SSPO), cuyo titular es Raymundo Tuñón Jáuregui.

A la fecha, ni el titular del Poder Ejecutivo, ni Raymundo Tuñón han dado a conocer una estrategia que realmente garantice un combate frontal al crimen organizado, lo que ha permitido que, conforme pasan los días, se agudiza el problema en las regiones.

Así lo demuestran las recientes ejecuciones de cuatro elementos policiacos, entre ellos dos agentes estatales de investigación y un policía estatal que fue asesinado al interior de una comandancia.

Estos hechos retan las capacidades de las corporaciones policiacas, ya que los delincuentes saben que sus acciones no serán investigadas y mucho menos castigadas; hasta la fecha el gobierno de Oaxaca guarda hermetismo y no han emitido declaración alguna sobre estos homicidios.

La entrada Van 445 homicidios en cinco meses de gobierno de Murat aparece primero en Despertar de Oaxaca.