Arrecia Murat operativos contra los vehículos con placas foráneas

Francisco Vásquez

Ante la falla de las políticas gubernamentales para incentivar a que quienes portan placas foráneas a regresar a emplacar a Oaxaca, el gobierno estatal ha implementado operativos en Oaxaca de Juárez y al interior de la entidad contra automovilistas que circulan con unidades emplacadas en otros estados.

Mediante un comunicado, el gobierno insistió en que los operativos tienen otra finalidad, como detener a quienes no traen placas, no traen papeles en regla y portan vidrios polarizados, pero los automovilistas denuncian que mediante presiones anticonstitucionales y violatorias de derechos humanos buscan obligar a los oaxaqueños a que dejen dinero en el estado.

La ley de tránsito de Oaxaca y el reglamento no establecen que se tenga que traer placas de Oaxaca obligatoriamente para circular, pero la Policía Vial continúa haciendo operativos en diversos puntos donde detuvieron vehículos que no estaban emplacados en Oaxaca.

Los inconforemes denunciaron que varias unidades fueron aseguradas y llevadas al corralón de San Sebastián, agregaron que las autoridades exigen que si traes placas foráneas, que la licencia de conducir también esté expedida donde pagaron las placas y que presenten un comprobante de domicilio de la ciudad donde emplacó.

En pleno año electoral, Alejandro Murat busca sangrar más a los oaxaqueños, siendo plan con maña la regulación del parque vehicular en la entidad
Reemplacamiento

Ante la insolvencia financiera del gobierno estatal, el gobernador Alejandro Murat y el secretario de Finanzas, Jorge Gallardo Casas, se fueron contra los automovilistas, ordenando retenes supuestamente para el ordenamiento de la documentación de los vehículos, pero en realidad para obligar a los oaxaqueños a emplacar en la entidad.

Como en su momento lo hizo Gerardo Cajiga, el exsecretario de Finanzas de Gabino Cué Monteagudo, Gallardo Casas también le apuesta a lo seguro: cambió el concepto de tenencia por el de derechos vehiculares, pero cobra casi lo mismo, cuando en los demás estados la tenencia vehicular ya fue derogada.

Con esta acción, el gobierno del estado intenta sacar más dinero con los impuestos sobre vehículos, pues lo otros cobros —10 % de educación, 10 % de combate a la pobreza, 2 % sobre nóminas— no alcanzan para todos los gastos administrativos y personales que tiene el gobierno del estado.

Para ello, en 2017, el titular del Ejecutivo presentó una iniciativa de ley ante la LXIII Legislatura local para obligar a las personas que viven en Oaxaca y tienen vehículos con placas de otro estado, a que vuelvan a emplacar en la entidad, pero los diputados mandaron la iniciativa a la congeladora.

De aprobarse, los automóviles con placas de otros estados de la república no podrán circular en las zonas metropolitanas de los municipios de Valles Centrales, incluyendo la ciudad de Oaxaca, así como en las zonas metropolitanas de los municipios de la región del Istmo de Tehuantepec, de lunes a viernes, de las 6:30 horas a 9:30 horas y de las 18:00 horas a las 20:00 horas, además que los turistas que nos visiten en autos particulares tendrán que solicitar y pagar un permiso especial por 15 días.

Otro mecanismo del gobierno para obligar a los oaxaqueños a emplacar en la entidad es implementar la obligatoriedad de la verificación vehicular, pero que sea vigente en el estado de donde provengan las placas, de lo contrario retendrán el vehículo, como una forma de atraer a los más de 122 mil automovilistas que circulan en el estado con placas foráneas, para que contribuyan con los gastos del gobierno.

En enero de 2018, supuestamente con el propósito de contribuir con la economía de las familias oaxaqueñas y al fin volver eficientes los procesos en las obligaciones fiscales, el gobernador anunció que se exentará el 100 por ciento del pago de la tenencia vehicular para el ejercicio fiscal 2018, sólo durante el primer bimestre, del 1 enero al 30 junio, sin embargo, se creó un nuevo impuesto llamado derechos vehiculares.

La tenencia vehicular se eliminó en todo el país desde 2011, pero en Oaxaca la siguen aplicando, actualmente, existen cobros sobre la tenencia, derechos vehiculares, verificación y tarjeta de circulación, asimismo, desde el mes de febrero se inició el proceso de reemplacamiento.

Para recibir el beneficio de condonación de pago en la tenencia vehicular, es necesario estar al corriente y efectuar el pago del impuesto sobre tenencia o uso de vehículos, derechos de control vehicular y el primer semestre de la verificación de emisiones a la atmósfera que corresponda a más tardar el 30 de junio del ejercicio fiscal 2018, por consecuencia no todos tendrán acceso a este beneficio.

El gobierno de Oaxaca espera recaudar un total de 15 millones 137 mil 518 pesos, sólo por concepto de impuesto sobre tenencia o uso de vehículos en este 2018, según la ley de ingreso del estado.

Engaño

Los propietarios de vehículos que estén al corriente de sus pagos y cuenten con placas del estado, únicamente pagarán los derechos vehiculares que ascienden a mil 535 pesos, mientras que los vehículos nuevos tienen 15 días a partir de la compra de su unidad para emplacar y acceder al estímulo, pagando sus derechos vehiculares con un costo de mil 632 pesos, no importando el valor factura de la unidad.

En este contexto, el subsecretario de Ingresos de Sefin, Jorge Antonio Benítez Calva, declaró que en el caso de vehículos con placas de otros estados y que los dueños deseen emplacar en Oaxaca, el costo será de mil 611 pesos para modelos 2016 y anteriores y mil 632 pesos para modelos 2017 y 2018, esos costos incluyen expedición de la placa, tarjeta de circulación por un año de vigencia y la verificación vehicular.

Lo que no explicó fue que si se busca volver a emplacar en Oaxaca se tendrán que pagar todos los adeudos que dejaron antes de irse a otro estado a adquirir sus placas de circulación, porque no hay condonación de esos adeudos, con la recaudación de los derechos vehiculares esperan obtener un ingreso de 390 millones de pesos en el primer semestre de 2018, más las tenencias que se paguen después de junio.

Nuevas placas

Desde febrero de este año, la Secretaría de Vialidad y Transporte inició el canje total de placas, por tal motivo se implementó un programa con cuota fija para que los propietarios y/o tenedores de vehículos tengan la posibilidad de realizar su cambio durante este primer semestre de 2018, con un estímulo del 100 por ciento en el pago del impuesto sobre tenencia o uso de vehículos, sin considerar el valor factura del vehículo.

Por otra parte, la Sefin estimó que de los contribuyentes cumplidos en el padrón vehicular vigente que asciende a 220 mil 643, y con el proceso de canje de placas, se consideró que se incorporarían aproximadamente 50 mil 577, con ello continúan buscando la forma de exprimir a los oaxaqueños para que el estado tenga más ingresos.

Jorge Gallardo Casas dio a conocer a medios de comunicación que al menos 6 000 oaxaqueños que antes circulaban con placas de otra entidad han regresado a emplacar sus vehículos a Oaxaca, muy por debajo de lo que se esperaba, y agregó que cerca de 85 mil propietarios de vehículos se encuentran al corriente de sus contribuciones vehiculares.

Estos números permitieron al gobierno de Oaxaca embolsarse en el primer trimestre del año 119 millones de pesos, lo que representa un 23.7 por ciento más en relación a 2017, pero no se cumplió con la meta, ya que sólo 6 000 de los 122 mil oaxaqueños que tienen placas de otro estado regresaron, lo que se traduce en fuga de dinero para las arcas estatales.

Incapacidad administrativa

El estado de Oaxaca vive una crisis económica que se ha ido agudizando en últimas fechas, la administración del actual gobernador no es la excepción, ya que desde el inicio de su mandato no le han cuadrado los números, ha tenido que solicitar préstamos, endeudando a los oaxaqueños por años, a pesar de haber recibo presupuestos históricos para ejercer en 2017 y 2018.

Jorge Gallardo Casas, titular de la Secretaría de Finanzas, ha reconocido públicamente que existe un desbalance en las finanzas de la entidad, supuestamente por un crédito financiero de 10 mil millones de pesos que se adquirió para el Sector Salud en 2014, lo que originó que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público retuviera participaciones por 500 millones de pesos.

Sin embargo, en 2017, el Congreso federal asignó 90 mil 414 millones de pesos a Oaxaca y en 2018 ascendió a 112 mil millones de pesos, pese a ello, Gallardo Casas reconoció que, del presupuesto de este año, el 75 por ciento de ese dinero ya está destinado al pago de nómina, a pesar de que el reto del gobierno de Oaxaca era disminuir la deuda pública.

A 18 meses de entrar la nueva administración estatal, persiste un total hermetismo en las finanzas públicas y existe una falta de recursos en todas las dependencias de gobierno, además de que por ningún lado se refleja la aplicación del presupuesto estatal en inversiones para obra pública y mezcla de recursos con municipios.

A esto se le suma que el estado, como persona moral, no cuenta con una estrategia financiera efectiva que le permita generar más ingresos propios, otro gran problema es que las empresas trasnacionales no aportan un solo centavo a Oaxaca, ya que los empresarios foráneos pagan sus impuestos en la Ciudad de México, en Monterrey o Guadalajara.

La entrada Arrecia Murat operativos contra los vehículos con placas foráneas aparece primero en Despertar de Oaxaca.