HR y Fitch: perspectiva negativa a deuda de México – Maricarmen Cortés

HR y Fitch: perspectiva negativa a deuda de México – Maricarmen Cortés

El martes en la tarde, después del cierre de los mercados, HR Ratings fue la primera calificadora, tras la decisión de cancelar el NAIM, en poner la deuda soberana de México en perspectiva negativa, tras la decisión del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador. Ayer, Fitch Ratings también cambió a negativa la perspectiva.

Ambas valuadoras mantuvieron sin cambio la calificación de México debido al buen manejo en las finanzas públicas al cierre de esta administración.

Lo que esto implica es que, nuevamente, estamos con riesgo de una reducción en la calificación y, sin lugar a dudas, es una muy mala noticia, porque, a un mes del inicio del próximo gobierno, genera una gran incertidumbre. Hay que reconocer, sin embargo, que no es la primera vez en este sexenio que estamos en esta coyuntura, porque hace dos años, ante el crecimiento de la deuda pública en relación al PIB y la mala gestión de Luis Videgaray al frente de la Secretaría de Hacienda, todas las calificadoras tenían a la deuda soberana de México en perspectiva negativa. Con la llegada de José Antonio Meade a la Secretaría de Hacienda, en septiembre de 2016, comenzó a disminuir el déficit en relación al PIB y las calificadoras cambiaron la perspectiva de negativa a estable.

Factores de incertidumbre para la inversión. Lo interesante son las razones que argumentaron tanto HR como Fitch y que van más allá del impacto económico de cancelar la más importante obra de infraestructura del país. En el caso de HR Ratings , señaló que la cancelación del NAIM no sólo se refleja en una mayor volatilidad del peso frente al dólar, que ayer cerró en 20.31 pesos en el mercado interbancario, sino en el riesgo de aumentos en tasas de interés; incertidumbre sobre inversiones en infraestructura, menor nivel de credibilidad y confianza en el cumplimiento de contratos, y menor inversión, tanto doméstica como extranjera.

Por su parte, Fitch Ratings explicó que su decisión se debe a un deterioro en el balance de riesgos para el perfil crediticio de México, porque la cancelación del NAIM envía una señal negativa a los inversionistas; genera incertidumbre y probables efectos negativos de políticas públicas por parte del nuevo gobierno. Otro factor es que persisten varios riesgos: reversión de la Reforma Energética; dudas sobre las obligaciones financieras de Pemex; un menor crecimiento económico, y el temor de que algunas de las propuestas del nuevo gobierno no sean compatibles con las metas fiscales

Moody’s alerta señales negativas. Por lo que respecta a Moody’s, anunció que no cambia la perspectiva para la deuda mexicana por el elevado nivel de solvencia de la economía, pero señala que la cancelación del NAIM sí envía señales negativas a los inversionistas, por lo que se mantendrá en observación de la evolución de las políticas y las finanzas públicas.

Consideran una buena señal la primera reunión que tuvieron directivos de Grupo Hermes y de ICA, dos de los grupos constructores del NAIM, con López Obrador, ya que se comprometió a que sí se respetará el Estado de derecho y los contratos firmados.

Canaero: Texcoco, la mejor decisión en seguridad aérea. Y, finalmente, la Cámara Nacional de Aerotransportes, que preside Sergio Allard, emitió un comunicado en torno a la decisión de cancelar el NAIM. Reiteró que continuar con el proyecto de Texcoco es la mejor opción en términos de seguridad área, tierra, conectividad, capacidad de largo plazo, competitividad en el país y generación de empleos, de acuerdo con estudios de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), Airlines for América, A4A, Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), Mitre Corporation y la Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte (ALTA).

El problema es que el Presidente electo y el equipo de transición hicieron caso omiso a estos estudios y prefirieron dar por válida la opinión de la francesa NavBlue, filial de Airbus, aunque la empresa precisó que se basó en la documentación presentada por José María Riobóo, que no es un proyecto ejecutivo sobre Santa Lucía y recomendó realizar un estudio sobre el espacio aéreo para garantizar la viabilidad de operar los dos aeropuertos en forma simultánea.

Y aunque Riobóo asegura que no participará en la construcción de Santa Lucía, ayer, Sergio Samaniego, coautor del proyecto aeroportuario de Riobóo, fue nombrado director del aeropuerto de Santa Lucía.

La entrada HR y Fitch: perspectiva negativa a deuda de México – Maricarmen Cortés aparece primero en Diario Despertar de Oaxaca.